Tipos de suelo de piedra natural y consejos para su limpieza

0
112

 

El suelo de piedra natural es siempre una opción acertada. Y no solo por su belleza sino por su resistencia, durabilidad, impermeabilidad y versatilidad. Si buscas algo más original que el parqué, aquí tienes algunas ideas y fotografías que te pueden ayudar a decidir.

La piedra es, seguramente, el material de construcción más antiguo. Se ha utilizado desde la prehistoria y aún hoy, siglos y siglos después, sigue siendo una opción acertada para interiores y exteriores. Si estás pensando en poner suelo de piedra natural, sigue leyendo. Te damos las claves para elegir el que mejor se adapte a tu espacio.

Tipos de suelo de piedra natural

Suelos de pizarra

Se trata de una piedra dura, compacta y de colores oscuros (del verde al gris y negro oscuro). Tiene un resultado opaco y mate. Ésta ofrece mucha resistencia e impermeabilidad. ¿Lo mejor? Es un excelente aislante tanto del agua como del frío. Perfecta para suelos de cocinas, baños o exteriores.

suelo de piedra natural pizarra
Fuente: Porcelanosa

Suelos de cuarcita

Su gran característica es que es muy resistente a los cambios de temperatura. Es de gran dureza y escasa absorción de agua. La podemos encontrar en textura lisa o rugosa y en una amplia gama de colores (tonos blanco, gris, rosado o rojizo). Perfecta para suelos rústicos y exteriores como terrazas o jardines.

suelo de piedra natural
Fuente: Porcelanosa

Suelos de arenisca

Si vives en un lugar húmedo, ésta es tu mejor opción. Gracias a las vetas con las que cuenta es perfecto para ambientes con humedad. Los suelos de areniscas son suelos resistentes a la corrosión, al desgaste y a la erosión y tienen un aspecto mate muy elegante. Entre todas las areniscas destaca la arenisca Teka (tiene vetas marrones y ofrece una apariencia de madera muy moderna) y los suelos de cuarzo puro (resistentes al fuego y perfectos para revestir zonas cercanas a la chimenea)

suelo de piedra natural
Fuente: Porcelanosa

Suelos de piedra de río

Otra opción (que puedes hacer tú mismo) son los suelos de piedra de río. Las más adecuadas son las de canto rodados de tonos claros. Son perfectas para crear espacios con un toque original y natural (tanto en exteriores como en interiores).

suelo de piedra natural
Fuente: munarq

Suelos de caliza

Este material se forma por la consolidación de conchas marinas. Por tanto, suelen tener tonos claros, pero el aporte de minerales pequeños como la arcilla o el cuarzo, pueden modificar su color y oscurecerlo un poco. Algunas de sus características es la porosidad y resistencia a la erosión.

suelo de piedra natural caliza
Fuente: Porcelanosa

Suelos de mármol

Su belleza es indiscutible y lo bueno es que la calidad acompaña. Es de los materiales más caros para un suelo de piedra natural, sin embargo, la durabilidad es inmensa. Se utiliza tanto para suelos como para el revestimiento de encimeras, lavabos o elementos decorativos. Dependiendo del espacio donde vaya a ser colocado, se puede elegir entre sus tonalidades más claras (blanco o crema) a las más oscuras (verdes, rojizas, marrones o negras).

suelo de piedra natural
Fuente: Porcelanosa

Cuidados de para un suelo de piedra natural

Si hablamos de suelos de piedra en general, el mantenimiento que debes seguir es simple: solo tienes que barrer o pasar la aspiradora de vez en cuando y fregar el suelo con agua y un detergente neutro. Si la piedra es rugosa o texturada, tendrás que repetir la rutina más frecuentemente. Sin embargo, las superficies lisas o lijadas acumulan menos residuos y permanecen limpias más tiempo.

Si quieres que el color de la piedra no cambie con el tiempo, trata de limpiar los líquidos que se derramen sobre ella cuanto antes, sobre todo si se trata de aceite o vino.

¿Cómo limpiar un suelo de pizarra?

Si encuentras una mancha persistente en este suelo, el mejor aliado es el alcohol. Echa un poco de alcohol puro en un trapo (preferiblemente una nana o un estropajo) y frota la superficie manchada. Otro truco: si el suelo de pizarra ha perdido su brillo natural con el tiempo, prueba a mezclar un poco de aguarrás con un poco de aceite de linaza hervido. Humedece un trapo con la mezcla (solo humedecido, no mojado) y, con paciencia, pásalo sobre toda la superficie.

¿Cómo limpiar un suelo de mármol? 

Si con los años notas que el suelo de mármol ha perdido brillo, tienen algún rayón o marca que no desaparece prueba con el siguiente consejo. Mezcla vinagre y agua en una botella de spray. Pulveriza la mezcla por todo el suelo y después, frega el suelo con una fregona humedecida (muy bien escurrida) y con agua caliente. Lograrás recuperar la belleza natural del mármol.

 

Esta entrada Tipos de suelo de piedra natural y consejos para su limpieza se publicó primero en Decoración 2.0.
Te invitamos a seguir Decoración 2.0 también en Facebook de la Decoración con más de 1 millón de amigas y amigos.
Decoracionmuebles.es