Inspiración y DIY para que tu peque disfrute de su propio tipi ;-)

0
599

 

Entre los recuerdos de niñez, viene a mi mente la constante necesidad que teníamos de encontrar un rincón secreto, un lugar en el que disfrutar de nuestros pequeños tesoros, esos a los que sólo [email protected] teníamos acceso. Un universo paralelo al de los mayores plagado de imaginación, cuentos y divertidos personajes aparentemente inmóviles con los que pasábamos interminables horas. 
 
Así que decidido, no hay más que hablar. La niña que llevo dentro me dice que dedique el post de hoy a los peques de la casa, y vísperas de fin de semana, sus deseos son órdenes para mi 😉
 
Como los recursos de siempre han vuelto a ponerse de moda (cosa que me encanta) quiero hablarte de los tipis, esa especie de tienda de campaña izada mediante palos de madera y sobre los que descansa una tela dando lugar a un especial espacio de uso restringido para adultos. Aquí tienes unas cuantas imágenes de inspiración para entrar en calor 😉
 
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente

 

Existen multitud de modelos y medidas en el mercado a un precio más que razonable, pero si lo que quieres es convertirte en el mejor padre, madre o tete del mundo mundial este mismo fin de semana, aquí tienes las instrucciones de la mano de La chica de la casa de caramelo para realizar uno tú mism@ fácilmente y en tiempo récord. ¡Toma nota! 😉
Sólo necesitas 6 palos de bambú, un trozo de tela de 2×1, tijeras y cuerda.
1. Coloca 3 de los palos (1,30m de longitud cada uno) y átalos entre ellos con cuerda. Incorpora después los otros 3 y vuelve a atar asegurando el conjunto al completo.
2. Ata la base hexagonal del tipi con cuerda para mantenerlo estable y que no se abran las patas. Ten en cuenta que todos se encuentren a la misma distancia.
Fuente
3. Corta la tela según el esquema. Para hacer los 2 lados a la vez dóblala por la mitad. (Ten en cuenta que si quieres obtener un tipi más grande, tendrás que aumentar tanto la longitud de los palos como las dimensiones de la tela).

 

 

Fuente
4. Para ayudar a tensar la tela sobre la estructura, cose un pequeño retal en cada una de las esquinas donde irán colocados los palos.
 
Fuente

 

5. Haz un corte semicircular en la parte superior de la tela y colócala sobre la estructura pasando los palos por las sujeciones que has cosido antes.
6. Ahora con los 2 trozos de tela que te han sobrado al cortar el rectángulo de 2×1, cubre la parte superior del tipi y la zona delantera.

 

 

Fuente
7. Llega el momento de dar rienda suelta a la imaginación decorándolo. En este caso se hizo un banderín de tela de saco unido mediante cordón rústico que se colocó en la parte de arriba.
 
Fuente

 

8. Para hacerlo acogedor y cómodo para el peque, cubre la base con una cómoda alfombra y algún mullido cojín. También puedes meter una hilera de luces dentro para que pueda usarlo de noche 😉

 

 

Fuente
Y ¡tachán! Listo para albergar y ser testigo de las aventuras y travesuras del pequeño de la casa 🙂 
 
¿Qué te parecen los tipis? ¿Imaginas a tu peque jugando en uno? 
 
¡Que disfrutes del fin de semana!
 
Dori c.G.

Source link