10 formas de hacer tu propio estante colgante personalizado

0
101

 

Damos la bienvenida al mes de Octubre teniendo que mirar dos veces el calendario para asegurarnos de estar en lo cierto. La estampa playera no es muy distinta a la de hace un mes, Berta sigue pasando las 24 horas del día con su panza pegada al fresco suelo y la ropa de cama se parte de risa viendo como pasa ante sus ojos un caluroso otoño que se niega a darle paso.

Por suerte, hay cosas que en casa no entienden de clima ni estación del año. Te hablo del mobiliario auxiliar, ese que supone un respiro para el almacenaje en pequeñas estancias, llena de originalidad y encanto las paredes más sosainas y por qué no, también es capaz de sacar a relucir al manitas que llevamos dentro 🙂

Nos centramos en este caso en los estantes, en concreto en los colgantes, para darte un montón de ideas que bien seguro te animarán a dar forma a tu propio estante colgante personalizado. ¡No te muevas que comenzamos!

Fuente: Why don’t you make me

Repisa decorativa

Si quieres lucir alguna de tus plantas u objeto decorativo favorito completamente al aire en alguna de tus estancias, materializar un estante colgante personalizado será sin duda la práctica por la que has de apostar. Eso si, presta especial atención al equilibrar los pesos en caso de incorporar más de un elemento e intenta ubicarla a una altura suficientemente elevada como para que no suponga un obstáculo en tu vida diaria.

Fuente: Place of my taste

Desempolva tus viejos cinturones

Una nostálgica y original forma de conseguir un espacio de almacenaje extra que no pasará desapercibida entre la decoración de tu casa. Juega con el estilo y acabado tanto de los cinturones como de las baldas que incorpores ¡y comienza a sorprenderte con los resultados!

Fuente: Designe Sponge

Taladros los justos

Si no te hace mucha gracia la idea de llenar de agujeros tus paredes pero precisas un espacio de almacenaje extra bien visible y a la mano, esta idea te vendrá como anillo al dedo. Como si de obras de arte se tratase, atornilla una guía metálica o listón de madera a la pared y deja descansar de él diversos módulos que a su vez puedan proporcionar distintas funciones.

Fuente: Trendhal

 

¿Necesitas más espacio? Apóyalos

Si precisas mayor superficie de apoyo, contempla la casi necesaria opción de apoyar el estante en la pared para evitar sobresaltos. ¡Y si apuestas por incorporar varias alturas aún con más motivos!
Fuente: Dave’s loft

 

Échale imaginación

Y es que buena parte del encanto que tiene el hecho de contar con un estante colgante personalizado, se encuentra precisamente en el grado de imaginación que empleemos para darle forma. Y como para muestra un botón, fíjate en la ingeniosa y original idea que te muestro a través de la siguiente imagen. ¿Qué te parece el resultado?
Fuente: Ok chicas

¡Usa cestas!

Emplear cestas para dar forma a tu estante colgante personalizado será una divertida idea que te permitirá dar cabida a multitud de elementos que precises tener a mano sin preocuparte por su estabilidad. Eso sí, intenta que sean objetos medianamente ligeros tales como elementos textiles o similares. El material del que se encuentren realizadas las cestas te lo agradecerá 😉
Fuente: Difundir

El estante colgante personalizado: Tan decorativo como funcional

El efecto visual que conseguirás al dar cabida a una de estas piezas será indiscutible, pero el factor funcional no tiene por qué quedarse atrás. Sólo habrás de estudiar a conciencia el tipo de materiales que emplearás para darle forma, y es que de su durabilidad y resistencia dependerá que puedas dar al estante un uso u otro.
Fuente: Jacob Windfield

 

Explora nuevas funciones

Animarte a contemplar nuevos usos te sorprenderá gratamente. Fíjate por ejemplo en la sencilla pero a la vez decorativa mesita de noche a la que se ha dado forma con una pequeña balda de madera natural suspendida. ¿No te parece una estrategia decorativa de lo más original?
Fuente: The merrythought

Cuero, bienvenido a casa

Ayudarnos de tiras de cuero para dar forma a elementos decorativos está de rabiosa actualidad así que ¿por qué no usarlo también para llevar a cabo nuestro propio estante colgante personalizado? Anímate a emplear materiales naturales, ¡aportan un confort increíble en nuestro hogar!
Fuente: Decora tus rincones

 

Juega con las alturas

Si optas por colocar varios estantes, no dudes que jugar con las distintas alturas a la hora de darles cabida en tu pared te ayudará a conseguir sorprendentes resultados. Observa por ejemplo cómo lo han resuelto en la siguiente imagen ¡Imaginación al poder leñe! 😉
Fuente: Muy molón

Espero que estas ideas hayan “encendido tu bombilla” y despertado tu interés por comenzar a disfrutar de tu propio estante colgante personalizado en alguna de tus paredes.

 
¿Te animas a darles la bienvenida a casa?
 
¡Que tengas un espléndido día!
Dori c.G.

 

Source link